La Corporación Financiera Internacional (IFC), brazo financiero del Banco Mundial para el sector privado, mantiene su compromiso de contribuir con el desarrollo sostenible de República Dominicana. En una entrevista exclusiva para Listín Diario, el director de la IFC para América Latina y el Caribe, Martin Spicer, quien asumió en febrero de este año y estuvo de visita recientemente en el país, destacó el interés de la entidad de acompañar al país en su crecimiento.

 Afirmó que ante un menor espacio fiscal para que los gobiernos hagan sus propias inversiones, una reforma a la Ley de Alianza Público Privada es oportuna para generar inversiones de infraestructura especialmente en proyectos de mitigación del cambio climático y de energías renovables.

   Para Spicer, las Asociaciones Público-Privadas (APPs) pueden ayudar a  acelerar la recuperación económica, atrayendo capital y conocimiento del sector privado, como también es igual de importante que el país fortalezca el capital humano.El portafolio actual de IFC en República Dominicana es de unos US$350 millones, y es el más grande en el Caribe, con 15 proyectos de energía, banca y telecomunicaciones..
Martin Spicer

 A continuación la entrevista completa:

República Dominicana es la segunda en mayor crecimiento de ALC, ¿De qué forma cree usted que podrá mejorar su competitividad internacional?

Las inversiones deben enfocarse en sectores con mayor potencial de crecimiento e impacto en el desarrollo sostenible del país. Por ejemplo, desarrollo de proyectos de energías renovables para diversificar la matriz energética, invertir en infraestructura urbana, como proyectos de agua y saneamiento, facilitar el acceso a financiamiento para pequeñas y medianas empresas a través del sector financiero, e invertir en industrias como el turismo, particularmente en nuevas áreas geográficas, que tienen gran potencial de generación de empleo.

El país ha dedicado muchos recursos para combatir la pandemia, e inevitablemente existe mucha presión sobre el presupuesto público.  Es por esto, más que nunca, que el rol del sector privado es crucial para el crecimiento.

Las Asociaciones Público-Privadas (APPs) pueden jugar un papel crucial en acelerar la recuperación económica, atrayendo capital y conocimiento del sector privado, particularmente en el sector de infraestructura y energía. El Banco Mundial e IFC hemos trabajado con instituciones nacionales para apoyar el proceso de fortalecimiento de las regulaciones y de la capacidad institucional.

Por último, y no menos importante, el país tiene que fortalecer el capital humano que va a ser crucial para mantener el crecimiento y desarrollo que viene experimentando República Dominicana.

¿Qué puede servir de ayuda a Rep. Dom. desde IFC en esta época de pandemia?

Durante la pandemia, IFC otorgó $60 millones de dólares, a través de BHD León, para ampliar el financiamiento a pymes que vieron su liquidez afectada por la crisis, para que pudieran seguir operando y protegiendo empleos.

Hemos trabajado anteriormente con ADOPEM y BANFONDESA para incrementar el financiamiento a microempresarios en áreas rurales y MiPymes propiedad de mujeres. Dado el éxito que han tenido estos programas, estamos explorando oportunidades similares con productos de riesgo compartido para que otras instituciones financieras puedan expandir sus carteras de pymes – esto es clave para dinamizar la economía. 

Inversiones climáticamente inteligentes también pueden ayudar al país a mitigar los efectos del cambio climático, y generar empleos.

Las APPs pueden apoyar el proceso de recuperación económico después de la crisis dado el espacio fiscal limitado, así como movilizar capital de otros inversionistas.

Este país quiere impulsar el desarrollo de inversiones privadas, ¿IFC ayudará en este proceso y de qué forma?

Creo que el país se puede beneficiar de nuestra experiencia para implementar las reformas necesarias que estimulen la inversión privada en industrias clave para mejorar la competitividad y la integración regional y mitigar los efectos de cambio climático.

La firma del Pacto Energético es un paso positivo en esta dirección. IFC ha invertido ya en tres proyectos de energía que agregaron generación eficiente y podemos seguir apoyando al país en inversiones que diversifiquen la matriz energética.

Para ayudar a mitigar el cambio climático, estamos concretando un acuerdo interinstitucional para crear una taxonomía verde para la República Dominicana, que sería la segunda a nivel de América Latina. Esto definiría un criterio común para todos los actores e inversionistas y fomentaría el financiamiento climático e inversiones que impulsen un desarrollo económico sostenible.

Adicionalmente, para ampliar el acceso a crédito para segmentos desatendidos, podemos proveer facilidades de riesgo compartido con instituciones financieras.

Estamos en el mundo en la antesala de altas tasas de interés, ¿Variará el financiamiento de la IFC para los proyectos-país?

Con IFC, el sector privado en República Dominicana tiene acceso a financiamiento con condiciones que se adaptan a las necesidades de nuestros clientes. Pero aportamos mucho más que recursos financieros: tenemos capacidad de movilizar capital de otras instituciones, conocimiento técnico para superar desafíos operativos o regulatorios que pueden encontrar nuevos proyectos y de esta manera crear proyectos bancables y brindar una visión global que le aporte al país soluciones innovadoras basadas en las mejores prácticas internacionales.

Como la región ALC, Rep. Dom. tiene baja inversión en infraestructura y una elevada deuda pública, ¿Cómo sería el financiamiento de la IFC?

Era de esperarse que gran parte de la inversión que estaba destinada a proyectos de infraestructura, fuera redirigida para atender la pandemia.

Debido a las mayores cargas de deuda, hay menos espacio fiscal para que los gobiernos hagan sus propias inversiones, por esto son oportunas las reformas a la ley de APP, para generar inversiones de infraestructura particularmente en proyectos de mitigación del cambio climático y de energías renovables.

Además de invertir en proyectos de infraestructura, en los últimos años también hemos participado del desarrollo de los mercados de capital locales, por ejemplo, con la emisión de bonos verdes vinculados a proyectos sostenibles.  Queremos jugar un papel catalizador dentro del mercado ayudando a estructurar las primeras emisiones y abrir el camino para nuevos inversores.

¿Cuánto dinero hay para financiar proyectos en Rep. Dom. y en cuáles sectores?

El portafolio actual de IFC en República Dominicana es de unos US$350 millones, y es el más grande en el Caribe, con 15 proyectos de energía, banca y telecomunicaciones.

Las perspectivas del país son positivas: se espera que el año cierre con un crecimiento del 9.1% impulsado por proyectos de infraestructura, el turismo y la manufactura en zonas francas. Esto le da aún más confianza a IFC para continuar invirtiendo.

Estamos enfocados en programas que incrementen la inclusión financiera y social, particularmente para las micro y pequeñas empresas; diversificación de la matriz energética con proyectos de energías renovables; mejorar la infraestructura urbana, particularmente con proyectos de agua y saneamiento; promoción del turismo sostenible y proyectos de APP. Tenemos como meta aumentar significativamente nuestra inversión en los próximos cinco años en el país bajo los pilares de inclusión financiera y social, competitividad y sostenibilidad y cambio climático.   

IFC ofrece varias soluciones para promover el desarrollo del sector privado: financiamos proyectos y empresas a través de préstamos, participación accionaria, préstamos sindicados con otras instituciones financieros, financiación del comercio y cadenas de suministro, entre otros. Y, por supuesto, servicios de asesoría que para estimular la inversión privada y mejorar el clima de inversión.

La región Sur del país es la más pobre y requiere una mega carretera- Autovía de cuatro carriles- Desde Barahona a Pedernales. ¿Estaría IFC en disponibilidad de un financiamiento público- privado de ese tipo?

IFC ha manifestado su interés de trabajar con proyectos nacionales prioritarios que contribuyan a cerrar la brecha de desigualdad e impulsar el desarrollo económico, ya sea infraestructura pública, proyectos de agua y saneamiento, energía, entre otros.   Consideramos que las APPs pueden jugar un papel crucial para hacer estos proyectos posibles, atrayendo capital privado para liberar presupuestos públicos, al tiempo que se genera empleo. Para catalizar estas inversiones, es importante fortalecer las regulaciones nacionales y la capacidad institucional. El Banco Mundial y IFC están trabajando con el país en esto.

¿Qué recomienda al país para mantener su alto crecimiento, especialmente en el tema de cambio climático?

Crear y fomentar un mayor rol del sector privado es importante, junto a fortalecer el capital humano y promover inversiones en industrias que generen empleo, como el turismo.

Por su vulnerabilidad a los efectos del cambio climático, República Dominicana tiene que invertir en proyectos sostenibles. El mercado de soluciones climáticamente inteligentes es amplio, es cuestión que el sector privado se adentre a innovar, especialmente en los sectores que representan la mayor parte de emisión de gases de efecto invernadero: energía, agricultura, agua, transporte, ciudades y manufactura.

Avanzar en el establecimiento de una taxonomía verdeo va a permitir que el sector público y privado tengan criterios homologados sobre que activos y actividades que representan inversiones amigables con el ambiente. Los desastres naturales amenazan los medios de vida y el bienestar de millones de dominicanos, y se estima que se pierden más de $600 millones de dólares al año por eventos climáticos en el país, según el Índice Global de Riesgo Climático.  Además, la República Dominicana se comprometió a reducir en un 27% las emisiones de GEI para el 2030, lo que requiere realizar inversiones significativas. La taxonomía verde puede fomentar un mayor financiamiento climático orientado a actividades económicas con impacto positivo en el ambiente.

A %d blogueros les gusta esto: