Las hoteleras españolas han puesto en el punto de mira al Caribe como objetivo prioritario para sus inversiones. A la espera de que la situación epidemiológica mejore en Europa y se recupere una cierta sensación de normalidad, los destinos caribeños como México, República Dominicana o Cuba ya han iniciado esa senda de recuperación por el importante número de personas vacunadas de sus tres grandes mercados emisores (EE UU, México y Canadá). Esa divergencia es la que ha llevado a una nutrida representación empresarial española, bajo la representación de la Asociación de Inversores Hoteleros de Ámbito Internacional (Inverotel) a realizar un viaje oficial a la República Dominicana para comprometer inversiones por valor de 500 millones de euros hasta 2024.

Así se lo hicieron saber al presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, y al Ministro de Turismo, David Collado, durante un almuerzo privado al que acudieron en representación de Inverotel ocho directivos: Carmen Riu, consejera delegada de Riu Hotels; Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels International; Miguel Fluxa, presidente de Iberostar; Abel Matutes Prats, presidente de Palladium; Carles Poy, consejero delegado de Princess Hotels & Resorts; Manuel Vallet, viccepresidente de Catalonia; Javier Luque, consejero delegado de Fuerte Group Hotels; y Encarna Piñero, consejera delegada de Grupo Piñero y presidenta de Inverotel. «El foco fundamental de los planes es el de elevar aún más la calidad de la oferta de las cadenas pertenecientes a Inverotel. Esta estrategia de inversión está diseñada para hacer crecer el valor aportado por el turista, que se suma al incremento de volumen de viajeros previsto por las autoridades”, recalcó Piñero tras el encuentro.

Las 16 empresas que integran Inverotel cuentan en la actualidad con 72 hoteles en República Dominicana, lo que supone el 45% de las habitaciones construidas y una generación de 43.000 puestos de trabajo directos. Entre las grandes hoteleras destaca Iberostar, con 7 establecimientos, seguida por Meliá, Riu y Barceló, con 6 inmuebles cada uno, aunque la que cuenta con una mayor presencia es Piñero, a través de la marca Bahía Principe, con 13 establecimientos. Los representantes de Inverotel reclamaron también la ejecución de planes que impulsen la competitividad del sector, en áreas como seguridad ciudadana, infraestructura energética y acuífera, sanidad, fiscalidad y regulaciones ligadas a competencia. “Estamos ante una gran oportunidad para todos y todos tenemos que trabajar desde nuestra responsabilidad para poder aprovecharla”, afirmó la presidenta de Inverotel.

Entre los tres grandes destinos de Caribe, República Dominicana es el que ofrece mayores perspectivas de crecimiento en el futuro ante la ya amplia huella empresarial española en México y Cuba. Solo las cinco grandes cadenas (Meliá, Barceló, RIU, Iberostar y NH) cuentan con 74 hoteles en México y 53 en Cuba, mientras que en República Dominicana apenas llegan a los 25.

A %d blogueros les gusta esto: