El interés demostrado por inversionistas extranjeros ha llevado al Gobierno dominicano casi a duplicar la meta de la cantidad de habitaciones que tenía previsto construir en Pedernales, una provincia de la región Sur que llevaba años en espera de que se materializara el tan anunciado plan de desarrollo turístico.

 Ayer el presidente de la República, Luis Abinader, dio el primer picazo para la construcción de las infraestructuras viales del  proyecto en Cabo Rojo y anunció que la oferta hotelera de la provincia sobrepasaría las 6,000 habitaciones. Inicialmente se había hablado de unas 3,500.

 Abinader citó nueve cadenas hoteleras extranjeras que están interesadas en desarrollar proyectos en la provincia fronteriza. Estas son AmResorts, Hilton, Marriott, Hyatt, Iberostar, Radisson, Playa, Karisma, Wyndham y CHC-Coral, de origen dominicano.

 El Presidente manifestó que Pedernales se convertirá en un destino turístico mundial, líder en turismo de conservación, bajo un modelo de desarrollo sostenible.

 Destacó que la puesta en marcha de este proyecto, que se desarrollará en los próximos diez años con una inversión estimada de US$3,000 millones, representa una oportunidad para crear unos 20,000 empleos directos y aproximadamente 56,000 indirectos en la zona.

 El proyecto comenzará con una inversión de US$1,000 millones.

Nada en Bahía de las Águilas

 El mandatario garantizó que el plan de desarrollo turístico de Pedernales respetará la playa de Bahía de las Águilas. 

 “Van a poder ir los turistas a bañarse pero no va a haber construcción en esa zona y se va a mantener el marco legal…Vamos a respetar el esquema de proyección del medioambiente y el respeto de las áreas protegidas y de los parques nacionales…”, manifestó Abinader.

Un destino de alto estándar

El director ejecutivo de la Dirección General de Alianzas Público Privadas (DGAPP), Sigmund Freund, destacó que Pedernales será el primer destino turístico de alto estándar internacional, ecológico y sostenible estructurado y desarrollado bajo la modalidad de alianza público-privada.

Freund indicó que la meta es que en el 2024 en Cabo Rojo haya 3,000 habitaciones hoteleras, un aeropuerto internacional, un acueducto y las obras de servicios vitales para que puedan empezar a llegar los primeros turistas.  

“Trabajaremos de manera incansable para que en los próximos tres años contemos con un destino en pleno desarrollo, capaz de generar bienestar y progreso para todos, un destino turístico verde que cuide la riqueza natural de su entorno, que esté libre de plástico, de contaminación y que ofrezca a sus visitantes experiencias inolvidables”, auguró.

Llegada de turistas

Durante su participación en el acto, el ministro de Turismo, David Collado, explicó que el plan de desarrollo turístico de Pedernales se llevará a cabo bajo los criterios del ordenamiento territorial y anunció que se construirá un malecón.

Collado aprovechó para ofrecer algunos datos sobre la recuperación del turismo, destacando que en junio el sector ha registrado una fuerte recuperación. Indicó que en este mes han llegado al país cerca de 300,000 extranjeros.

Valoración

El presidente del Grupo Puntacana,  Frank Rainieri, consideró que Pedernales no será una competencia para Punta Cana, el principal polo turístico de República Dominicana, porque es un nicho diferente.

Comienza desarrollo

Allí también habló el ministro de Turismo, quien dijo que con el acto de ayer comienza un proceso de desarrollo que no parará y que simboliza la esperanza de habitantes de esta provincia fronteriza, que tendrán aeropuerto, gastronomía restaurantes y también “vamos a diseñar y construir el malecón de Pedernales, porque el turismo no puede desarrollarse de espalda a los pueblos”.

De su lado, el ministro de Obras Públicas refirió que  “el tiempo del cambio ha llegado de la mano del presidente Luis Abinader a todo el sur profundo para convertir la región en un polo de crecimiento económico y mejor calidad de vida, favoreciendo el desarrollo agrícola, comercial y cultural y reduciendo el costo y tiempo de viaje”.

Los cuatro pilares que componen este proyecto son la conservación del medio ambiente, el desarrollo hotelero, la infraestructura y accesibilidad, así como el desarrollo y bienestar de la comunidad. Ascención hizo una presentación de las obras de infraestructura que acompañarán el desarrollo Turístico de Pedernales, incluyendo las carreteras Barahona-Enriquillo; Enriquillo-Pedernales.

A %d blogueros les gusta esto: