Turismo, industria y comercio y minería son las actividades que más capitales extranjeros atraen

Con un aporte equivalente al 27 por ciento del flujo de inversión extranjera directa (IED) durante los primeros nueve meses del pasado año, Estados Unidos se consolidó como el mayor inversionista externo de la República Dominicana.

En forma global, el 21.6 por ciento del capital extranjero invertido en el país procede de los Estados Unidos, emisor que supera por tres puntos porcentuales a Canadá, que ocupa la segunda posición en el ranking de los suplidores de inversión directa a la economía dominicana.

Brasil, España y México completan los cinco mayores inversores en el país.

Como destino, la industria y el comercio son las actividades económicas que mayor IED atraen, seguida del turismo.

Las estadísticas

Según estadísticas del Departamento Internacional del Banco Central, la cartera de total de IED era, incluyendo los ingresos del periodo enero-septiembre del 2019, de US$24,631.9 millones, de los cuales US$5,310.7 millones, para una ponderación de un21.6 por ciento, procedía de Estados Unidos.

Del monto global, US$2,273.2 millones correspondieron a ingresos de los primeros nueve meses del año pasado, a cuyo balance Estados Unidos aportó US$609.4 millones, igual al 26.80.

El mayor flujo promedio de inversión extranjera directa a República Dominicana lo ha mantenido Estados Unidos, promediando unos 700 millones de dólares durante los últimos tres años, asumiendo que en el último trimestre del 2019, cuyas cifras estaban pendientes de cuantificar, ingresaran al menos US$90 millones. En el 2017 el monto procedente de EU fue de US$732.1 millones y en 2018, US$708.8 millones.

La inversión procedente del segundo mayor inversor, Canadá, que acumulaba un balance de US$4,586.2 millones y una ponderación de 18.6 por ciento, ha tenido un comportamiento fluctuante, a partir del año 2010. Para entonces registró el segundo mayor flujo, con US$695.9 millones (contra US$1,054.5 millones de los Estados Unidos) y en los siguientes dos años subió a la primera posición, con US$1,125.5 y US$851.2 millones sucesivamente.

Brasil, que apoyado en los abultados flujos que se produjeron en los años 2012,2014 y 2017, se convirtió en el tercer mayor suplidor de IED del país, desplazando a España, acumulaba al 2019 un cartera de US$2,356.9 millones, para una ponderación de 9.6 por ciento. La cartera carioca reporta el mayor volumen de flujo negativo, (-US$424.6 millones en el 2015). Los valores negativos en el registro de la inversión extranjera directa representan, según explica el Banco Central en una nota al pie del cuadro estadístico, pérdidas operativas de las empresas, desinversión o pago de dividendos. En el 2011, Brasil también reportó un balance negativo por US$1.9 millones.
La mayor inversión brasileña en el país está en la industria cervecera.

Estados Unidos, Canadá y España no registran balances negativos en su historial de inversión extranjera directa en el país, entre 2010 y 2019. De ese grupo, España, que con un balance consolidado por US$1,577.5 millones y una ponderación de 6.4 por ciento, reporta las mayores fluctuaciones, con caídas importantes en los flujos de los años 2013,2014 y 2015, en los que sin embargo los balances no cayeron a niveles rojos o negativos.

El cuarto mayor inversor, México, registraba un balance de US$1,186.4 millones, equivalente al 4.8 por ciento de la cartera total de IED. Del 2010 al 2019 refleja cuatro ocasiones con balances negativos: 2012 (-US$31.5 millones), 2015 (-US$18.8 millones), 2017 (-US$45.4 millones) y 2018 (-US$80.4 millones). Para los primeros nueve meses del recién finalizado 2019, México reportó sin embargo el segundo mayor flujo de IED al país, con US$488.3 millones, solo superado por el aporte de los Estados Unidos. La inversión de México está mayormente en el sector de las telecomunicaciones y la industria cementera.

Otros países con importantes montos de inversiones en República Dominicana son Venezuela e Islas Vírgenes, con US$520.5 y US$496.3 millones, respectivamente, para una ponderación de 2.1 y 2.0 por ciento de la cartera total de IED. El balance de Venezuela subió durante los primeros tres trimestres del 2019 en US$12.2 millones y la de Islas Vírgenes en US$82.7 millones.
De Europa, otros países con inversiones importantes en el país son Francia (US$343.5 millones, igual al 1.4% de la cartera total) e Italia (US$171.5 millones, equivalente al 0.7%). Reino Unido y Alemania registraban US$91.2 y US$84.0 millones, respectivamente.

Por sectores de la economía, el Comercio y la Industria acumulaban una cartera de IED por US$6,120.7 millones, para una representación del 24.8 por ciento del universo, y un monto producido entre enero y septiembre del 2019 ascendente a US$245.4 millones.

El turismo, que es el segundo sector más importante en atraer inversión extranjera, acumulaba US$4,694.5 millones, que representaban el 10.1 por ciento del universo. En los primeros nueve meses del año pasado el turismo captó IED por US$667.4 millones, el mayor monto por sector económico.

Los otros dos sectores con mayores volúmenes de captaciones son Minería (US$3,813.0 millones y una ponderación de 15.5 por ciento) e Inmobiliario (US$3,600.6 millones, equivalente al 14.6 por ciento del universo). El sector zonas francas acumulaba una cartera de US$1,871.5 millones, equivalente al 7.6 por ciento del monto total, mientras que el sector financiero registraba un balance de US$1,867.6 millones, que representaban el 4.9 por ciento. Una gran proporción del capital extranjero invertido en zonas francas procede de los Estados Unidos.

Las telecomunicaciones (con capital procedente especialmente de México y Francia) acumulaban una cartera de inversiones ascendente a US$1,166.9 millones, que representaban el 4.7 por ciento del universo.

Cifras del BC sitúan IED sobre US$3,000 millones

Los ingresos sustentados en la inversión extranjera directa han jugado un papel importante en el comportamiento del sector externo de la economía dominicana. El reciente informe del Banco Central, con los números provisionales de la expansión del PIB durante el 2019, destaca que en cuanto a la inversión extranjera directa, la misma cerró el año 2019 en US$3,012.8 millones, lo que significa un incremento de un 18.8 % con respecto al año anterior. Destaca que este nivel de IED financia más de dos veces el déficit de cuenta corriente de US$1,204.9 millones, con influjos de divisas con vocación de permanencia en el largo plazo y reafirma que nuestro país se mantiene como un destino atractivo para los inversionistas extranjeros.

A %d blogueros les gusta esto: