SANTO DOMINGO.El gobierno de los Estados Unidos avalará un ambicioso programa de inversión privada norteamericana para desarrollar al sector eléctrico nacional, con inversiones que ascenderían a US$4,000 millones durante los próximos cuatro años.

Fuentes oficiales bien informadas explicaron que el objetivo de este gran proyecto es resolver de manera definitiva el problema energético del país y ponerlo en condiciones de exportar energía, principalmente a Haití y otros países del Caribe.

Los detalles preliminares del plan ya han sido discutidos en Washington por el presidente Joe Biden con funcionarios e inversionistas privados.

En sentido general, se dijo a EL DIA, el plan podría incluir otros US$4,000 millones en los siguientes cuatro años a la primera etapa (2024-2028).

Las fuentes adelantaron que estas inversiones en el sector eléctrico serían en el esquema de alianza público-privada.

“En sentido general lo que se tiene previsto es desarrollar el sector eléctrico dominicano de forma tal que tenga una solución definitiva y capacidad de exportar energía a otras naciones cercanas”, agregó la fuente.

Sector eléctrico RD
República Dominicana cuenta con 97 % de electrificación, siendo este uno de los más altos de la región.

Sin embargo, se estima que debe seguir mejorando la calidad del servicio, ya que en la mayoría de los casos no se cumple con los niveles de calidad requeridos para satisfacer la demanda de manera confiable.

Para esto se debe aprovechar la ejecución de proyectos de desarrollo en las zonas identificadas para lograr sinergias, implementar el uso de fuentes de energías alternas (endógenas) como: hidroelectricidad, bioenergías y otras fuentes renovables, que ayudarán a mitigar los daños provocados por la utilización de fuentes fósiles.

En adición, existe alrededor de un 10 % de los hogares que utilizan combustibles sólidos para la cocción de los alimentos, llevando esto a una alta dependencia de combustibles “no modernos”.

Además, se necesita enfatizar más en la cultura de ahorro energético mediante la continuidad de campañas masivas de capacitación en toda la geografía nacional, así como realizar alianzas desde el sector público y privado para implementar una cultura de ahorro y uso eficiente de energía.

Por otro lado, el país cuenta con una importante infraestructura para el almacenamiento de combustibles (petróleo crudo, GLP, combustibles líquidos, Gas Natural), así como de un plan de inspección para el mantenimiento de las infraestructuras energéticas y existe la necesidad de establecer procedimientos para garantizar la seguridad energética con criterios de autoabastecimiento.

Estado actual

— Crisis
La industria eléctrica en el país ha estado en crisis desde hace décadas como resultado de muchos años de baja capacidad de producción, mala administración del sector, aumento de la demanda y gestión débil.

A %d blogueros les gusta esto: